Con una inversión que supera los 600 mil pesos, se realizó una rehabilitación general en las instalaciones del rastro municipal con la intención de ofrecer un mejor servicio a los usuarios de este lugar, así como garantizar mejores condiciones de trabajo para quienes ahí laboran.

El alcalde, Julio César Chávez, visitó el lugar y -además de entregar equipo al personal- les anunció que formalmente concluyeron los trabajos de rehabilitación, mismos que les permitirán mejorar el servicio del que ellos son parte fundamental, por lo que los exhortó a ser amables con los usuarios.

La rehabilitación, en la que se invirtieron 644 mil 594 pesos, se refiere a la readecuación de la cámara fría para el almacenamiento de carne, misma que desde la administración anterior permanecía sin operación, y que implicó la reubicación del difusor y evaporadores de refrigeración, así como la colocación de panel multimuro y sensor automatizado de canales para res y cerdo.

Julio César Chávez explicó que también se construyeron fosas para trampas de grasas y sólidos en el drenaje general para evitar contaminación, y se rehabilitó el tanque elevado de almacenamiento de agua, además de la realización de trabajos de impermeabilización y pintura en exteriores y herrería, así como mejoras en el área de sanitarios.

Durante la entrega, Julio César Chávez, exhortó a los trabajadores del rastro a ofrecer un servicio amable a los usuarios, al tiempo que entregó equipo de trabajo y posteriormente realizó un recorrido de verificación en las instalaciones del lugar.